martes, 24 de noviembre de 2009

LA PROSTITUCIÓN, LA VIOLENCIA MAS ANTIGUA DEL MUNDO


Los puteros

unas preguntas a los puteros
Silvia Delgado | 21-11-2009
www.kaosenlared.net/noticia/los-puteros

Muchas veces me pregunto cómo es eso de ir de putas, de ser putero.

Y entonces imagino que soy hombre y que por ejemplo, una tarde, al salir de la oficina, de la fábrica o del parlamento, decido que en lugar de recoger a los niños e ir al parque con ellos, me vendría bien una canita al aire.

Cojo el coche y conduzco a un polígono industrial cualquiera, al que esté más cerca, voy despacio, mirando cual de todas las mujeres que se ofertan me gusta más. Cada poco rato bajo la ventanilla y les pregunto ¿a cuánto está el polvo?, ¿a cuánto la mamada?; una vez que he elegido la más joven, la más guapa, la más dócil o la más bruta, la más gorda, la que más me ponga. Le pago, hace su trabajo, me corro y me voy sin mirarle a los ojos.

Regreso a casa con mi secreto, aliviado. Me lavo los dientes, doy un beso casto a la mujer que está a mi lado y duermo.

Imagino que debe ser algo así, si todo va bien, si el que demanda los servicios no tiene el día torcido y no hace uso de la fuerza, ni de la humillación.

Ahora bien, yo me pregunto, ¿estos hombres que recorren los burdeles saben que muchas de estas mujeres son la mercancía que se vende en un mercado turbio y demasiado rentable?¿saben que muchas de ellas han sido engañadas en su país de origen y obligadas a la prostitución?, ¿que han costado a sus proxenetas 1000 euros y luego han sido revendidas al mejor postor?, ¿saben que muchas de ellas son víctimas directas de la pobreza?,¿de las drogas? ¿hijas vulnerables de entornos quebradizos donde el amor estuvo siempre ausente?, ¿lo saben?, ¿qué piensan cuando la mujer que han comprado termina su trabajo en los bajos fondos? ¿piensan por ejemplo, quees un servicio social?, ¿Qué es la ley de la oferta y la demanda?¿que lo hacen porque quieren?, ¿Por qué es dinero fácil?¿porque les gusta el sexo con cualquiera?, ¿que si no es con ellos será con otro?, ¿qué piensan realmente?, ¿piensan algo? ¿O simplemente consideran que sus necesidades deben ser satisfechas cueste lo que cueste?

Me pregunto estas cosas con frecuencia porque puedo comprender a la mujer que se ve obligada a ejercer la prostitución por múltiples y casi siempre dramáticas razones pero no alcanzo a comprender a los hombres que perpetúan esta violencia, que la aplauden, que la consienten y la multiplican.

Estas mujeres, en su mayoría, son víctimas de una sociedad que no les ofrece unas mínimas garantías de supervivencia. Son victimas del hambre, de la esclavitud, del machismo más sangrante.

No es el oficio más antiguo del mundo, dejemos de decir esto, es, en todo caso, la forma de violencia más antigua del mundo.

http://silviadelgadofuentes.blogspot.com


No hay comentarios: